Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Familia, Psicología

¡A veces la oveja negra es la persona más sana de la familia!

En toda familia hay una oveja negra que desafía, se atreve, se enfrenta a cambios, rompe la falsa zona de control y crea revoluciones por todas partes. El rebelde.

Los parámetros de la normalidad se desdibujan con facilidad, pero para algunos, la normalidad está ligada a un comportamiento estandarizado, para otros tiene que ver con conceptos religiosos, etc. El hecho es que la normalidad a menudo se confunde con la calma, la tranquilidad y la obediencia, y una cosa no necesariamente depende de la otra.

Podemos tener la impresión equivocada de las personas que visten o se peinan diferente aun sin darnos cuenta. Asimismo, muchas veces señalamos a quienes defienden su causa y aman el cambio y parecen incomprensibles.

Y sobre todo el mundo de hoy es bastante difícil, pues los juicios se basan en lo que ves, lo que usas, la ropa que usas, el poder adquisitivo, la cantidad que consumes. Por tanto, reconocer la esencia de las personas y valorarla, es bastante complejo en nuestras sociedades. Pero nunca está de más decir que lo que importa no es el empaque, sino lo que está por dentro, no importa el aspecto de una persona, vale más lo que tiene en su corazón.

Dicho esto, en los núcleos familiares siempre hay personas que son consideradas las ovejas negras por cómo visten, cómo hablan o cómo se comportan. Pero permítenos decirte que si tienes una persona que cambia de look de forma extrema, que se oxigena, que no sigue la norma, deberías bajar el dedo señalador por un momento y reflexionar sobre ella.

Nadie está obligado a vivir un matrimonio fallido, a vestirse a la moda o a comportarse con lo que considera que está mal. Solo los audaces pueden abrir nuevos caminos y señalar lo que está mal sin temor.

Claro, con esto no intentamos justificar a las personas que tienen un comportamiento dañino y que son completamente tóxicas, divisoras y conflictivas a la familia. Solo queremos hacerte reflexionar que muchas veces has señalado a un familiar como una oveja negra, sencillamente porque no piensa como tú. Y lo peor es que por crear un juicio, probablemente te estés perdiendo de la maravillosa persona que puede ser.

A menudo una persona que no sigue la norma es completamente sincera, saben por qué creen lo que creen y siguen su corazón. Y no les importa ser aceptados por otros, siempre y cuando ellos sean felices.

Tal vez, por querer encajar con lo que tu familia espera de ti, estás dejando de ser feliz y te les unes al juzgar a otro como la oveja negra. Si tuvieras la osadía de hacer lo que realmente te hace feliz, la oveja negra automáticamente serías tú. Reflexiona en ello.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén