Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Reflexiones

Qué difícil es relacionarse con personas que se ofenden por todo lo que decimos

Aquí vamos de nuevo: nos toca disculparnos porque ofendimos a alguien que suele ser sensible con lo que dijimos. Probablemente tengas a un amigo o familiar al que amas profundamente y por el que eres capaz de disculparte 7 veces al día solo para no herir sus sentimientos. Pero la verdad es que es completamente agotador tener que medir todo lo que decimos, castrar nuestras palabras y actitudes e incluso crear una identidad alterna solo para cuidar sus corazones.

Las personas sensibles la mayor parte del tiempo no pueden reírse de sí mismas. No saben cómo manejar las bromas a pesar de que saben que vienen de personas que jamás querrían lastimarlos. A veces, ni siquiera necesitas hacer algo para herir a una persona sensible. Con que olvides pasarle un mensaje, es suficiente. Pueden alejarse de ti por mucho tiempo hasta que te disculpes por ofenderlos.

A las personas sensibles siempre tienes que darles explicaciones. “No te respondí porque…”, “Eso no fue lo que quise decir”, “Salí con otros amigos solo por cumplir con la invitación porque…”. Y es que los amigos sensibles incluso se irritan si pasamos más tiempo con otras personas porque creen que los abandonamos. Demandan atención y cariño como si estuviéramos en deuda y no permiten que la relación, los encuentros y las charlas fluyan de forma orgánica.

Un amigo sensible puede ser un dolor de cabeza, porque lo que hagas o dejes de hacer puede lastimarlo tan intensamente como si se tratara de una traición, una broma pesada o maliciosa.

Amigo sensible: autoestima baja o egolatría

Tu amigo puede ser en extremo sensible porque tenga una autoestima deteriorada, porque sin darse cuenta es ególatra y exige más de la atención que necesita, porque es manipulador o porque no sabe cómo lidiar con sus emociones y ante cualquier circunstancia se vuelve frágil.

Puedes amarlo, comprenderlo y disculparte muchas veces, pero nadie puede permanecer demasiado tiempo al lado de alguien tan susceptible.

Si eres de las personas que se ofenden por todo, debes saber que es injusto para las otras personas y que poco a poco se irán alejando de ti.

Los vínculos saludables se construyen a partir de la confianza y el respeto, si tus amigos tienen que actuar diferente u omitir chistes para no herir tus sentimientos, tienes mucho por lo que trabajar. No podemos crear relaciones duraderas si la susceptibilidad se interpone, si hay quejas y críticas por cada chiste, si hay incluso lágrimas por cada cosa que el otro hace o deja de hacer.

Las amistades son para disfrutarlas, para reír juntos, para compartir experiencias, para quererse a pesar de que no tengan tiempo de verse, para retomar conversaciones que dejaron en pausa hace semanas. Incluso, los grupos grandes de amigos se forman a partir de que un amigo te presenta con otro de sus amigos y así sucesivamente. Las amistades no son competencia, así que no tienes que demandar ser el número uno en el corazón de una persona.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén