Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Familia

Si visitas a tu mamá con más frecuencia, vivirá más años

Pasar tiempo con nuestras madres es una gran fortuna, más aún cuando somos adultos y deseamos seguir disfrutando de sus consejos, amor y apoyo incondicional. Tenerlas a nuestro lado nos fortalece el alma y nos permite continuar aprendiendo de sus vivencias. ¡La felicidad que da una madre es incomparable! Por ello, cuando están cerca es una bendición.

Aunque el tiempo es implacable siempre podemos hacer un esfuerzo por alargar los años de nuestra madre. ¿Cómo es posible? La ciencia nos confirma que si visitamos más a mamá y compartimos con ella momentos de calidad, ¡vivirá más años!

Aprendamos de la ciencia

Hay varias investigaciones científicas relacionadas con la psicología y la neurología que te harán ver que el tiempo que dedicas a tu madre es vital. Uno de esos estudios, realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad Brigham Young de Utah en Estados Unidos, demostró  que la soledad y el aislamiento social pueden disminuir la esperanza de vida de las personas.

Desde otra perspectiva, el médico Alberto Villarejo de la Asociación Madrileña de Neurología, afirma que la falta de compañía puede ser un motivo para la aparición de la demencia. El mencionado científico analizó diversas investigaciones con resultados determinantes: el aislamiento aumenta la mortalidad un 29%, la soledad un 26% y vivir solo 32%. Citando sus palabras:

“Varios estudios epidemiológicos detectan que vivir solo es un factor desencadenante de la demencia. Y también se correlacionan con una mayor probabilidad de mortalidad en personas con Alzheimer”.

Alberto Villarejo de la Asociación Madrileña de Neurología

Otro informe de la Universidad de Chicago arrojó conclusiones similares: la soledad, a corto plazo, aumenta los síntomas de depresión, agresividad, ansiedad e impulsividad. Asimismo, la soledad es también una percepción emocional que depende de la calidad de vida y no tanto de las personas que nos rodean. Por ende, sin importan el tamaño de nuestro círculo de seres queridos, si no hay momentos significativos y experiencias positivas podríamos sentirnos desdichados.

Por su parte, el director del curso de postgrado en Educación Emocional y Bienestar de la Universidad de Barcelona, Rafael Bisquerra Alzina, asegura lo siguiente:

“Las emociones son una respuesta compleja del organismo a los hechos de la vida y pueden manifestarse fisiológicamente en forma de taquicardia, hipertensión o sudor frío en las piernas. Toda salud mental tiene alguna reflexión sobre la salud física”.

Rafael Bisquerra Alzina, director del curso de postgrado en Educación Emocional y Bienestar de la Universidad de Barcelona

¿Eso significa que debemos estar constantemente con nuestra madre? Para nada, todo el mundo necesita sus momentos de tranquilidad, tanto tú como mamá. Bisquerra Alzina lo explica de este modo:

“El reto es que cada uno pueda tener frecuentes y abundantes contactos sociales satisfactorios y, al mismo tiempo, poder tener los momentos de interioridad necesarios, un espacio para desconectar, permanecer en silencio y relajarse. Esto es útil para el desarrollo personal y para lograr un verdadero bienestar emocional”.

En definitiva, se trata de encontrar ese equilibrio donde podamos tener nuestro espacio junto a episodios para compartir y cultivar nuestras relaciones con familiares y amigos. Estar verdaderamente presente en el aquí y el ahora es uno de los retos más importantes que debemos afrontar para ser felices, y disfrutar de esa felicidad como el ser más valioso de todos: ¡mamá!

Nunca des por sentado el tiempo con ella, aprovéchalo al máximo y verás como tendrás más oportunidades para seguir creando fuertes lazos de amor. Por supuesto, toma en consideración esta reflexión y aplícala en todas tus relaciones afectivas.

¡Comparte para ayudar a otras personas!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén