Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Reflexiones, Salud mental

Me gusta la gente sencilla, fresca y que siempre te regala una sonrisa

¡Vivan las personas sencillas, llenas de frescura, que te miran y siempre están sonriendo!

Me gusta rodearme de personas cuyo corazón es puro, son capaces de superar cualquier obstáculo, te llenan con su frescura y permanecen a tu lado por el placer de tu compañía. Me gusta mucho la gente que sabe divertirse con lo simple, que no le apetece el lujo o buscan el dinero para ser felices.

Solo esa clase de personas sabe que el dinero no compra la alegría y que la verdadera dicha de la vida está en las experiencias. Me refiero al bienestar que se consigue al compartimos con los seres amados y los recuerdos que atesoramos.

Cuando nos topamos con personas sencillas podemos ser nosotros mismos, sin aparentar. No necesitamos vestirnos de cierta manera, hablar de cierta forma o poner los platos más exquisitos a la mesa. No hay necesidad de obsequios costosos, pues no existe interés material de por medio, solo el auténtico placer de pasar tiempo con nosotros.

Con las personas sencillas tienes la oportunidad de conocer el valor de una verdadera amistad, que no espera nada a cambio; sino solo estar a tu lado.

Busco personas que tengan más actitud y menos palabras

Sin importar el plan siempre están dispuestos a estar contigo con la misma buena vibra, ya sea para un viaje de aventura, ir al mercado o acompañarte a una tediosa diligencia. Estas personas pueden enseñarte algo muy valioso: el destino no es tan relevante como estar a tu lado durante el trayecto.

Cuando conoces a gente como la que describo, entiendes que es posible encontrar la felicidad en la sencillez, incluso cuando se hacen presente las adversidades ellos fácilmente pueden poner una sonrisa en tu rostro, ayudarnos a mirar hacia el futuro y decirnos las más sabias palabras: esto también pasará y nuestra vida será mucho mejor.  

Si decides rodearte de este tipo de gente, llenarás tus experiencias de ligereza y frescura. Aprenderás un modo de vida libre de egoísmo y superficialidades, te motivarás a buscar el verdadero sentido de las cosas y los actos, a pensar en positivo y a ser más generoso.

Debemos entender que las personas con las que interactuamos influyen en nuestro desarrollo personal. Por ello, es importante estar solo junto a aquellos que puedan traernos provecho, que no nos causen problemas y sean capaces de sacar en nosotros las mejores cualidades.

Las personas sencillas nos dan una lección: la importancia de vivir con humildad y nunca dejar de perseguir nuestros sueños. También, nos protegen y consuelan cuando nos sentimos tristes y preocupados, se llenan de júbilo para celebrar nuestros éxitos. Les importa nuestro bienestar.

Rodéate de ellos, aprécialos y aprende un poco de su forma de ver la vida. Disfrútalos, ámalos, cuídalos y nunca dejes pasar la oportunidad para agradecerles su presencia.  

¿A cuántas personas así has tenido la fortuna de conocer? Etiquétalos en los comentarios y comparte con ellos esta reflexión para demostrarles tu afecto.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén