Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Reflexiones

¡Necesitamos menos Whatsapp y más abrazos!

Las redes sociales y aplicaciones de mensajería han acortado las distancias. No importa si estamos del otro lado del mundo, siempre podemos estar comunicados con las personas que amamos. Sin embargo, paralelamente vemos cada vez más personas atrapadas en el mundo virtual, y aisladas de quienes están a su lado. En esos casos, estas nuevas tecnologías han creado distancias abismales.

Esto es alarmante y revela que necesitamos analizar la influencia de la tecnología en las relaciones físicas interpersonales en el “mundo real”. Siempre es bueno conocer gente de otras culturas y países, y mantenerse en contacto con amigos que están en otra parte, pero reemplazar o descuidar la presencia física, los abrazos, los momentos divertidos y las conversaciones sinceras, no es saludable.

Somos seres sociales, así que un mensaje de texto y un emoji no son suficientes para suplir nuestras carencias emocionales. Las redes sociales acercan a las personas lejanas, pero al mismo tiempo son un peligro potencial para alejar a las personas que están a tu alrededor, esas que te pueden abrazar.

La gente habla cada vez menos

Es un hecho, la gente está comenzando a dejar de lado las buenas conversaciones, mirándose a los ojos y riendo en vivo, sin emojis. En este contexto, se nos hace cada vez más difícil crear relaciones reales, en vivo y directo. Hemos caído en el vicio de permanecer durante horas mirando la pantalla de un teléfono celular.

Necesitamos un equilibrio entre nuestra vida virtual y nuestra vida real

Necesitamos más abrazos y menos Whatsapp, más momentos y menos mensajes, más intensidad, momentos de convivencia con nuestras almas, una conexión más profunda con nosotros mismos y con las personas que nos rodean. Debemos aprender a aceptarnos como somos y confiar en lo que queremos y nos gusta.

Los beneficios de la tecnología son innegables, pero debemos lograr que sea un complemento positivo en nuestras vidas sociales. Que nuestra vida no dependa de la conexión a internet. Es muy triste saber que hoy día, cuando perdemos la señal de internet en nuestros ratos libres, nos sentimos desorientados, no sabemos qué hacer, hemos olvidado la magia de compartir momentos y tener largas conversaciones.

Sí, la era digital nos ha dado un mundo nuevo, pero este no debe reemplazar el que ya teníamos, el de los abrazos, las charlas, las risas, los debates, etc. Amigo lector, no te acostumbres a vivir detrás de la pantalla sin mirar el mundo maravilloso que habitas. Aunque parezca maravilloso, el mundo virtual a veces no es más que un espejismo, levanta la mirada y mira el mundo lleno de aventuras que tienes al frente.

Si pasas dos horas chateando por WhatsApp con una persona, ¿por qué no más bien verse en persona y compartir un delicioso café? Te aseguramos que la experiencia será mucho más enriquecedora.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén