Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Familia, Reflexiones

Tener un hijo es conseguir un príncipe encantador para siempre

Dicen que el amor de madre es el más puro y verdadero que existe, y en efecto, quien tiene un hijo encuentra el verdadero amor de su vida. Sin embargo, es algo tan bello y especial, que debe manejarse con prudencia, dedicación y cuidado.

Sí, tu hijo es un príncipe, pero  cuidado…

Puede ser muy fácil para las madres confundirse con el deseo de darles a sus hijos todo lo que necesitan. Ven a sus pequeños como verdaderos príncipes y princesas, dignos de recibir lo mejor del mundo. Incluso muchas veces pensando en todas las carencias que estos padres pasaron de pequeños, buscan rodear a sus hijos de toda clase de mimos. Pero cuidado, puede que como padre no estés haciendo lo correcto.

Sí, tu hijo es un príncipe, y precisamente por eso debes darle una educación basada en el amor, la paciencia, los valores, el respeto. Porque un príncipe no es tal cosa por lo que posee, sino por su nobleza.

Tener un hijo varón es una oportunidad

Tener un hijo varón es una oportunidad que toda mujer debe valorar. Con este pequeño ser se aprende lo que es sentir amor incondicional por una persona que es totalmente diferente a ti pero que se educará de acuerdo con tus enseñanzas y ejemplos.

Con un niño varón, las mujeres se dan cuenta de que jugar con carritos (o cochecitos) y al fútbol es tan divertido como las muñecas, que las historias de héroes son divertidas, y tendrán un compañero protector de por vida.

Pero lo más valioso de tener un hijo es que tienes la oportunidad de enseñarle a respetar a las mujeres, de valorarlas y mostrarle que todas las mujeres que le rodean son un ejemplo de vida.

Tu hijo es tu propio reflejo

No lo olvides, tu hijo es tu reflejo, y como tal, proyecta tus valores, seguridades, actitudes, pero también tus carencias y defectos. Un niño es una pequeña presentación de todo lo que ocurre en casa. Y sabemos que como padres nunca seremos perfectos, al contrario, estamos en la posición de cometer muchos errores. Pero siempre puedes tener algunas estrategias para criar a tu príncipe con los mejores resultados.

Algunas pautas básicas para darles una educación basada en principios que les acompañe de por vida son:

  • Siempre transmite los buenos valores y principios
  • Alimenta una relación de confianza con tu hijo
  • Muestra interés en su vida, pregunta sobre su día
  • Mostrar afecto, amor y presencia
  • No obligues a tus hijos a adaptarse a tus patrones que los hacen infelices
  • Sueña con ellos y acompáñalos para que consigan sus metas
  • Crea un ambiente saludable para aprender lecciones de vida de forma segura

Nuestros hijos son nuestros príncipes y debemos asegurarnos de que se comporten como tales. Pero olvídate de cualquier patrón, permíteles que sean felices y completos con tu presencia y ausencia.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén