Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Reflexiones

Con caviar o con frijoles y arroz ¡Gracias Dios por todo lo que me das!

Es muy fácil levantar la vista al cielo y decir “Gracias Dios” cuando las cosas marchan de maravilla, cuando ganamos un nuevo puesto u obtenemos algún beneficio. Sin embargo, lo que realmente nos califica como personas de fe es mantener la gratitud en medio de la tormenta.

Cuando el caviar da paso al arroz y los frijoles y la tranquilidad da paso a los momentos difíciles, solo las personas que realmente creen en la justicia de Dios se mantienen firmes.

Muchas personas con actitud derrotista creen que Dios se ha alejado de ellos cuando recién experimentan una tormenta. No quieren ni tampoco pueden ver que en realidad Dios los está fortaleciendo para algo mejor y que solo cuando estén preparados vendrán muchas bendiciones para sus vidas.

Mientras más agradecido, más bendecido

Ciertamente, cuando más agradecemos por todo en nuestras vidas, más cosas buenas se nos presentan, porque demostramos que creemos que Dios siempre está preparando lo mejor para nosotros. Los problemas de hoy son simples y pasajeros comparados con la grandeza que alcanzaremos mañana.

Debemos estar agradecidos; mira hasta dónde has llegado y las cosas que has logrado. Aunque te sientas estancado, en cada área de tu vida estás creciendo a su propio ritmo. Y mientras mayor gratitud muestres, más abundancia atraerás.

  • Da gracias por tu salud y la de tu familia.
  • Por el techo que está sobre tu cabeza.
  • Por tus amigos y mascotas, que te aman incondicionalmente.
  • Y por las dificultades que debes superar y las pérdidas que has tenido en el camino.

Todo lo que has vivido hasta ahora te ha llevado hasta dónde estás, y tal vez nadie te lo haya dicho pero estás en la dirección correcta. Con el paso de los años aprendes que incluso los momentos difíciles no parecen tan complicados, porque la sonrisa se vuelve más frecuente, la esperanza siempre está viva y vives más armoniosamente con las personas que te rodean.

La esperanza y la gratitud te convierten en una persona más hermosa. Cuando abandonas el fatalismo, los frijoles y el arroz son mucho más sabrosos, la vida es emocionante y las relaciones más fuertes y duraderas.

No te desanimes

La vida está llena de reveses, pero son estos los que nos llevan por la ruta correcta. Dios se regocija cuando no te dejas desanimar por un pequeño tropiezo. La perseverancia no es tal cosa si no existen obstáculos que superar y dificultades que resistir. Valora el día bueno y el día malo, porque cada uno tiene su propia enseñanza para ti.

Y lo más importante, no solamente seas agradecido a puerta cerrada con Dios, siempre que puedas agradece con palabras y hechos a todas las personas que te han construido y derribado. A todos quienes han colaborado para edificar quién eres hoy.

1 Comentario

  1. Antonio

    Hermosa reflexion, digna de tomar en cuenta y aplicarla, en el curso de nuestra vida cotidiana, Dios les bendiga.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén