Las mejores Reflexiones para la vida

Noticias, Psicología

¡Entre más beses más joven lucirás! Lo confirma la ciencia

¿A quién no le gusta un largo, húmedo, prolongado y rico beso? Un beso de amor o pasión puede sumergirnos en una dicha muy especial. Pero ¿sabías que se trata de uno de los anti-envejecimientos más eficaces que existen? Que, además, puedes conseguir sin pagar nada y recibiendo a cambio cariño que te hará sentir muy feliz. Sigue leyendo y conoce las afirmaciones científicas que te harán no querer despegar los labios de los de tu pareja.

Para los científicos besar puede ser un símbolo de la evolución humana, esa particular acción de juntar los labios y hacer contacto con otra boca, una mejilla o cabeza es una expresión de amor, e incluso de saludo casual para muchas culturas. ¿Pero qué significa en realidad? La ciencia todavía no ha podido echar luces sobre ese asunto particular, pero si se han descubierto unos impresionantes beneficios del beso.

El beso es el Tinder más antiguo

Eso de encontrar a la pareja ideal ya el beso lo viene haciendo desde el inicio de los tiempos. Se sabe que el acto ayuda a transferir información, señales del cortejo y otras de tipo químico que nos funcionan para entablar una relación sentimental. Nuestro cerebro de forma inconsciente evalúa a la persona a quien besamos a través de las llamadas feromonas para hacernos sentir más o menos atraídos hacia ese alguien.

Una investigación realizada por Claud Wedeking con mujeres oliendo las camisas de varios hombres, demostró que las féminas escogían aquellos varones cuya esencia tenía compuestos más sanos del sistema inmunológico. Cuando besamos entramos en contacto con esos olores y sustancias que nuestro propio cuerpo analiza, así que ya sabes a que se debe la expresión “hay o no hay química”.

¿Por qué debes besar mucho?

Sabemos que besar y ser besado puede ser muy placentero, nos hace sentir amados y felices, mientras nuestro cerebro funciona como la parte biológica que complementa los sentimientos. Además, al hacerlo liberamos químicos que reducen la ansiedad. El estudio del Colegio Lafayette a cargo de la científica Wendy Hill demostró que besar reduce el cortisol causante del estrés. Este provoca, entre otras cosas, fácil oxidación de los tejidos y deterioro de la apariencia física.

Por su parte, la bióloga Helen Fischer de la Asociación para el avance de la ciencia, afirma que besar nos ayuda a crear lazos afectivos, pues se liberan ciertos químicos muy relacionados al amor. Por ejemplo, la tetosterona ligada a la atracción sexual, la dopamina con la sensación de enamoramiento y la oxitocina para las relaciones  largo plazo.

Beneficios de besar

Para combatir arrugas y flacidez en el cuello. Cuando besamos activamos todos los músculos del rostro y cuello y los tonificamos. Así que entre más profundo beses, más tu cara lucirá joven. Igualmente, segregar saliva nos protege de las caries, por lo que también tendrás una dentadura saludable.  

Si quieres mantenerte en forma un beso apasionado puede quemar algunas calorías, no demasiadas, pero si te ayudará a complementar una rutina de ejercicio.

¡Un analgésico! El beso tiene efecto vasodilatador, por ello, es capaz de reducir los dolores menstruales y los de cabeza, así como nivelar la presión arterial.

Besar nos hace liberar todas esas hormonas que te mencionamos anteriormente que causan felicidad. Las personas felices gozan de una buena autoestima, mejores relaciones personales, son más productivas y exitosas. En definitiva, ¡hoy a besar!

¡Comparte este artículo para que más personas se beneficien de los besos!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén