Las mejores Reflexiones para la vida

Psicología, Salud mental

Cómo saber si tienes una amistad tóxica

Las amistades tóxicas pueden ser una verdadera carga para tu vida y tus emociones. Cuando se trata de relaciones románticas, hay ciertas expectativas y límites que a veces pueden hacer que sea más fácil saber si no son saludables. Pero con las amistades, ¿cómo puedes saber si alguien es realmente tóxico para ti? En el siguiente post intentaremos mostrarte algunas señales que te enseñarán a cómo saber si tienes una amistad tóxica.

Cómo saber si tienes una amistad tóxica

Presta mucha atención pues tu mejor amigo podría ser más toxico para ti de lo que tú crees. Las siguientes son algunas señales con las que puedes darte cuenta si esto te está pasando:

  • Cuando sabes lo que está sucediendo en su vida, problemas y todo, pero no saben nada de ti.
  • Si te dejan sintiéndote agotado o ansioso. Si tienes ganas de revisar lo que dices o haces por miedo a molestarlos. Temes verlos o hablar con ellos.
  • ¿Eres tú quien hace todo? ¿eres el que siempre llamas, escribes o planificas una salida? ¿Siempre te estás acercando a ellos? Si dejas de buscarlos, ¿volverías a saber de ellos? Si la amistad es muy unilateral (si haces todo o la mayor parte del trabajo), sigue adelante. Los verdaderos amigos mostrarán interés en ti y corresponderán.
  • Son tóxicos si son desconsiderados con tu tiempo. Y no hablamos de que lleguen 15-20 minutos tarde, sino que descuiden los planes que tienen contigo en el último minuto y que se vuelva algo repetitivo.
  • Si no te sientes lo suficientemente cómodo como para confiar en ellos, o si nunca puedes sentirte cómodo con ellos. Cuando no puedes ser tú mismo y sientes la necesidad de mentirles por miedo a lo que puedan decirte.
  • Si alguien no respeta tus límites y/o te hace sentir inseguro seguramente es tóxico para ti. No debes sentirte presionado, o como si estuvieras caminando sobre cáscaras de huevo cuando estás con un amigo real. Los amigos deberían hacerte sentirse cómodo y seguro.
  • Si te estás preguntando si tu amigo es tóxico seguro debe serlo. Si tienes una relación saludable, no te haces esta pregunta. Por lo general, las personas tóxicas son muy manipuladoras y te hacen sentir como si tú fuera el loco o el errado. Así que cada vez que te preguntas si una relación que tienes es saludable o no, revísala pues seguramente no lo está siendo. 
  • Si te hacen sentir culpable cuando pasas el rato con otras personas que no son sus amigos, si te insultan repetidamente, si ignoran tus sentimientos y conversaciones importantes, si no sientes que puedes hablar con ellos sobre tus problemas, pero siempre estás dispuesto a escucharlos, si ser amigo de ellos es más estresante que divertido, sin duda es una relación tóxica.
  • Si te están manipulando y causando más emociones negativas que positivas es mejor dejar eso hasta allí porque sin duda estás en una relación tóxica.

Sin duda, las relaciones tóxicas abundan, sin embargo, también podría suceder que la otra persona esté siendo bastante egoísta o está acostumbrado a actuar así, por lo que si tienes la oportunidad primeramente habla e intenta hacerte escuchar. Si luego de eso la otra persona sigue siendo igual, simplemente aléjate. Seguramente estarás mejor sin él o ella. 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén