Las mejores Reflexiones para la vida

Psicología

7 trucos geniales para leer el lenguaje corporal de las personas

Leer el lenguaje corporal requiere paciencia, práctica y mucha observación. Pero es una práctica que vale la pena tener, pues con solo ver los ojos y las manos de una persona puedes saber más sobre cómo se siente realmente sin necesidad de que ninguna palabra salga de su boca. En el siguiente poste de decimos 7 trucos geniales para leer el lenguaje corporal de las personas.

7 trucos geniales para leer el lenguaje corporal de las personas

Sin duda existen muchos trucos para darnos cuenta que piensa o siente una persona, pero a continuación te nombramos los que consideramos más relevantes. 

Si están escondiendo sus manos, están mintiendo sobre algo

Las personas que esconden sus manos de ti también tienden va a esconder algo más. Tomemos a los niños, por ejemplo: cuando quieren ocultar algo malo que hicieron a menudo esconden sus palmas a la espalda. Del mismo modo, los hombres que tienen algo que esconder tendrán las manos en los bolsillos. Las palmas eran originalmente como las cuerdas vocales del lenguaje corporal porque hablaban más que cualquier otra parte del cuerpo, guardarlas era como mantener la boca cerrada.

Si sus palmas están arriba, están diciendo la verdad

Cuando la policía te dice que te des la vuelta y levantes las manos, lo haces con las palmas abiertas para enfatizar el hecho de que estás desarmado e inofensivo. En un tribunal de justicia, se usa la palma abierta para jurar sobre la biblia que se dirá la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. El gesto de la palma abierta se usa en varias facetas de la sociedad para transmitir que una persona está diciendo la verdad y, naturalmente, se ha asociado generalmente con “verdad, honestidad, lealtad y sumisión”.

Si sus palmas están hacia abajo, son de mente cerrada

Este gesto es una indicación bastante sólida de que alguien está “cerrado a la negociación”; por lo tanto, si estás peleando con tu cónyuge por lavar los platos o hablando con tu jefe sobre un aumento y ve que sus palmas están boca abajo, es posible que desees retomar la conversación en una fecha posterior.

Si se cubren el torso, se sienten nerviosos

Las personas tienden instintivamente a cubrir sus cuerpos cuando se sienten nerviosas. Cuanto más te cubres el torso con los brazos cruzados, las piernas cruzadas, etc., más parece que necesitas protegerte o defenderte. Por supuesto, es natural que las personas se sientan nerviosas a veces, pero si notas que un conocido o compañero de trabajo está cubriendo su cuerpo inconscientemente, podrías ayudar simplemente preguntando qué pasa.

Si se tocan el cuello, están ansiosos

Mientras que algunas personas instintivamente cubren sus torsos cuando se sienten ansiosas, otras se centrarán en otra área del cuerpo: el cuello. Por ejemplo, las mujeres tocarán ligeramente el costado del cuello, cubrirán la muesca en la base del cuello o jugarán con un collar mientras que los hombres agarrarán con más fuerza el frente de la garganta cerca de la manzana de Adán.

Si bajan la cabeza, no están de acuerdo contigo

La próxima vez que discutas con alguien, echa un vistazo a la posición de la cabeza de esa persona. Aunque no es un movimiento consciente, lo más probable es que bajen la frente hacia el suelo. Bajar la cabeza de esta manera implica que al oyente no le gusta o no está de acuerdo con lo que dice el hablante.

Si sus piernas se estiran delante de ellos, están aburridos

Cuando se trata de aburrimiento, el lenguaje corporal tiene la costumbre de revelar las verdaderas emociones de las personas. Cuando ves a alguien bostezando, tamborileando con los dedos sobre su escritorio o mirando constantemente el reloj, casi puedes garantizar que preferiría estar en otro lugar. Sin embargo, también hay algunas señales de lenguaje corporal menos obvias que indican que alguien está aburrido como por ejemplo que se sienten con las piernas completamente estiradas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén