Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Reflexiones

Jesús y los 10 leprosos: Haz el bien sin mirar a quién

bondad

Un día, siguiendo su viaje a Jerusalén, Jesús pasaba por Samaria y Galilea junto a sus discípulos.  Cuando estaba por entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres enfermos de lepra. Como se habían quedado a cierta distancia,  gritaron: ¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!

Al verlos, les dijo: vengan y preséntense ante nosotros. Resultó que, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, al verse ya sano, regresó alabando a Dios a grandes voces; cayó con su rostro en la tierra y frente a los pies de Jesús le dio las gracias.

Entonces Jesús le preguntó ¿Acaso no quedaron limpios los diez?, ¿Dónde están los otros nueve?, ¿No hubo ninguno que regresara a dar gloria a Dios, excepto este extranjero?, por lo que Jesús le dijo:  Levántate y vete, tu fe te ha sanado.

Jesús sana a diez leprosos (Lucas 17:11-19 Nueva Versión Internacional)

Moraleja:

La bondad se va convirtiendo con el paso de los años en algo cada vez más escaso. En la actualidad la maldad ha aumentado más que en todos los siglos que nos precedieron; hay más delitos, crímenes y la confianza que antes teníamos en el ser humano se ha ido apagando conforme la decepción de la ingratitud, la desilusión del engaño y la traición del interés han ido adueñándose de nuestra sociedad. Antes los favores se hacían sin tanto miramiento, y hoy nos llegamos a sorprender de que todavía existan personas que se ofrecen a ayudarte sin pedir nada a cambio.

Esa bondad que nos enseñó jesús de hacer el bien sin esperar nada a cambio está siendo borrada del mapa de la humanidad.

Podemos decir que ser bondadosos, socorrer a alguien en medio de un problema o estar dispuestos a dar de nosotros para amar al prójimo, son sólo vestigios de algo que hubo en el corazón del hombre, y que ahora ha sido reemplazado por la mentira, la susceptibilidad, las apariencias y el egoísmo en todas sus formas. ¿No nos ha pasado que cuando quisimos hacer un bien a alguien, lo único que recibimos fue desprecio? ¿No nos ha sucedido que yendo de buena fe a auxiliar a alguien, en vez de recibir agradecimiento, solo hemos logrado ingratitud? 

Seguramente al leer esto te estarás preguntado ¿Debo desistir de ayudar a los demás?, ¿Debo olvidarme de las personas para no recibir una mala cara?, ¿Debo darme por vencido en asistir y aconsejar al prójimo?; con el mensaje leído anteriormente Jesús te dice que No. El nos exhorta a seguir siendo espléndidos en el sacrificio por los demás, a ser abundantes en nuestras ansias por curar el dolor del mundo y a nunca cansarnos de hacer el bien por causa de las innegables experiencias de ingratitud y desdén que recibimos. En simples palabras haz el bien sin mirar a quién.

Y si bien es cierto, que hacer el bien tiene sus recompensas, en otras ocasiones seremos heridos, menospreciados y acusados de hacer las cosas buscando un interés oculto, ya que es inevitable que no exista gente envidiosa que no le guste lo que hagamos como por ejemplo el caso de los otros leprosos que se fueron sin ser agradecidos por su sanación; pero no te preocupes por ello ya que a cada quien le llegará su pago.

Incluso Jesús te dice que en esos casos dolorosos, seremos felices.

A pesar de ser la diana de aquellos que envidiosamente quieren probar maliciosamente nuestra paciencia y el grado de amor que sentimos por el prójimo, hemos de hallar el gozo de servir sin esperar nada o padeciendo aflicciones en el ejemplo de Cristo.

2 Comentarios

  1. Costa Rica

    Bellísimas reflexiones…inspiran y hacen conciencia de muchos sentimientos dormidos pero no muertos.
    Continúe con su excelente trabajo sin desfallecer que somos muchas las almas agradecidas por recordarnos tan valiosas e indispensable acciones.

  2. Loren barrera

    A travez del tiempo hemos ido perdiendo la sensibilidad,porq antes nuestros padres nos inculcaban todos estos valores,los padres modernos no tienen tiempo ni siquiera para sentarse a escuchar o conversar con sus hijos ,la tecnologia les quutaM mucho tiempo y se estan creando las generaciones actuales sin valores morales y sin sentimientos,las personas estan materializadas,siempre estan esperando una recompensa cuando hacen un favor,y ni q hablar ya no tienen ni temor a Dios,pero no es culpa d ellos ,es culpa de nosotros los adultos q no les enseñamos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén