Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

“El cuervo y los pájaros: Cuando presumimos de lo que no tenemos o no somos en realidad”

cuervo

Cuando Júpiter iba a nombrar al rey de los pájaros, los citó a todos y les dijo: tienen un día para arreglarse, ya que escogeré al más hermoso de todos. Entonces los pájaros, fueron a la orilla de un río con ánimos de pulirse y estar presentables para el gran día.

Pero el cuervo, dándose cuenta de su fealdad, se dedicó a recoger solo las plumas que los pájaros dejaban caer al acicalarse y se las puso en su cuerpo. Entonces llegó el día fijado y los pájaros acudieron a la cita y, entre ellos, el cuervo con su multicolor arreglo de plumas.

Cuando Júpiter vio a el cuervo quedó sorprendido por el deslumbramiento de colores que irradiaba y al momento de coronarlo por su belleza; los pájaros, indignados por su farsa, se le fueron encima dejando al cuervo, completamente desplumado, tal y como la naturaleza la había creado.

Autor: Desconocido

MORALEJA del cuervo y los pájaros: 

Tal y como lo dice El refrán dice “Dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Muchas personas viven elogiándose y promocionándose diciendo que han logrado muchas cosas e incluso se la pasan comentando que han realizado siempre algo mayor a lo que la otra persona ha logrado. En este sentido lo que los delata es el hecho de ese “ plus” en tal actitud. Se enfatizan demasiado en ello y con demasiada frecuencia haciendo una exageración que resulta muy notoria.

“Todo hombre tiene tres variedades de carácter: el que realmente tiene; el que aparenta, y el que cree tener”.

-Alphonse Karr-

Un ejemplo de este tipo de casos es de quienes desean comer hasta hartarse, pero creen que ese deseo es reprobable porque pueden engordar y ser rechazados. Entonces se dedican en forma fanática a promover dietas y a asquearse de la comida chatarra. O quienes tienen deseos sexuales muy intensos, pero los consideran pecaminosos y por eso mismo arman una cruzada en nombre de la castidad y entonces crean este mecanismo de defensa llamado “formación reactiva”

En ese afán por poner bajo control el deseo inconsciente que no quieres aceptar, es posible que llegues a experimentar una gran dosis de angustia. Se puede generar una enorme tensión interior, entre aquello que puja por expresarse y el enorme esfuerzo que debes hacer para “mantenerlo a raya”.

 Pregúntate, ¿quién soy en realidad y qué quiero de la vida? 

En ocasiones, nos empeñamos en aparentar una vida llena de falsedades para sentirnos importante y llenar así un vacío emocional interior. Pero, ¿por qué no vamos por aquello que anhelamos en vez de presumirlo? Quizá por miedo, por pudor o por pura vagancia. Es fundamental que te sientes y replantees qué es lo que de verdad quieres en esta vida.

Si no eres capaz de conectar contigo mismo, tu fortaleza puede verse menguada y es posible que desarrolles conductas compulsivas. Por eso, no debes olvidar los deseos con independencia de lo que guardas. Piensa que se vuelven inofensivos únicamente cuando lo reconoces, luego tú ya decides, conscientemente, si llevarlos o no a la práctica.

Realiza un ejercicio de retrospectiva libre de prejuicio y observa lo que está mal en ti

Esto te ayudará a conectarte con tu yo interior y de esta manera podrás ser una nueva persona. Poco a poco irás llenando ese vacío que te lleva a ser alguien que no eres. Cuando nuestra conducta se vuelva nuevamente coherente con aquello que pensamos, dejaremos de presumir para llamar la atención y el típico refrán “dime de qué presumes y te diré de qué careces” habrá llegado a su fin y serás una persona completa.

1 Comentario

  1. Consuelo sanchez

    Muy bonita ilustración

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén