Cuando hablamos de zona de confort, es sobre un estado mental en la que el sujeto permanece pasivo ante las situaciones que experimenta en su vida y se mantiene en su rutina, donde se siente seguro y no corra con ningún tipo de riesgo.

Esto hace que la persona se resista a salir de su zona, limitándose a conocer el mundo que a la larga sólo le traerá un vacío, apatía o en el peor de los casos depresión. En ocasiones la zona de confort nos ayuda a mantener un nivel bajo de ansiedad y nos protege ante situaciones de peligro real pero en otros casos en vez de protegernos nos causa daño.

No salir nunca de tu zona de confort como lo hemos explicado, puede traer consecuencias negativas, y puede ser muy fácil decirlo pero es complicado más no imposible, por lo que te enseñaremos algunos trucos para salir de ese entorno y puedas eliminar las barreras que te impiden tu superación personal. 

“No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos”.

Max DePree

1. Reconoce tus límites y miedos

Cuando vamos a salir de nuestra zona de confort, empiezan a salir nuestros límites y barreras tanto internas como externas, por eso es importante reconocerlos y darles la importancia que tienen pero no debemos usarlo para anclarnos sino para evolucionar. 

2. Desafiate

Alcanzar tus sueños supone el riesgo de hacer cosas que nos den miedo o inseguridad, por esto convierte tu ansiedad en algo que te impulse alcanzar eso que tanto quieres.  

3. Haz algo diferente cada día hasta que te sientas cómodo

Esto quiere decir que si vamos al trabajo todos los días en bus, probemos irnos en otros medio de transporte y así conocer algo diferente, también puedes hablar con una persona desconocida que te de confianza o puedes maquillarte diferente.

La finalidad de esto es que aunque sea pequeño el cambio, lo importante es que te atrevas a hacer cosas que antes no harías. Esto te permite tener otras perspectiva de la vida y sobre los cambios , aunque no todo salga como lo esperas esto es parte ya del cambio. 

4. Acepta la incertidumbre

Quizás te cause inseguridad el no saber qué va pasar pero te qué nos sirve adelantarnos a algo que no podemos controlar. Es normal sentir miedo a lo desconocido pero que no te paralice, acepta que esto es parte natural de la vida y de los cambios. Deja que todo fluya y suelta. 

5. Compara los peores y mejores resultados 

Ante cualquier situación pregúntate ¿Qué es lo peor que podría pasar?, y entonces, ¿Cuál es el mejor escenario de lo que podría pasar? Estas preguntas te ayudarán abordar cualquier miedo o incomodidad y así podrás canalizar tu energía hacia el éxito de intentar o explorar algo nuevo. 

6. Busca apoyo 

Poder contar con nuestros seres queridos en este proceso es muy valioso, ya que necesitaremos en alguien en quien confiar que nos apoye y nos escuche. Si encuentras la manera de salir de tu zona de confort siempre es bueno buscar ayuda y explicar a alguien lo que tratas de hacer. 

7.  Realiza una lista de metas de crecimiento

Hacer una lista con tus objetivos como: aprender un idioma nuevo, hablar en público, cambiar de trabajo, mudarte a otra ciudad, conocer personas nuevas esto te ayudará a recordarte al final del día lo que has logrado y los pasos que te faltan aun, pero también a que te felicites por tus pequeños avances.  

Lo cierto es que salir de tu zona de confort te llevará a vivir experiencias únicas y alucinantes. Y si es difícil y da miedo probar hacer cosas nuevas pero si fuera fácil lo haríamos todo el tiempo. Lo importante es que podamos ir más allá de nuestras barreras mentales y seamos capaces de intentarlo.

Publicado por Natalie De Nobrega

Licenciada en Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *