Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Salud mental

7 Cosas que solo entienden las personas con ansiedad

Todos en algún momento hemos sentido en nuestra vida ansiedad, siendo una reacción emocional ante un posible peligro o amenaza, por ejemplo: ante un examen, una entrevista de trabajo, una exposición en público, tras una ruptura o la pérdida de un ser querido.

Cuando se presenta sin razón aparente, es cuando la ansiedad comienza a preocuparnos. Las personas pueden experimentar una angustia permanente de la que no se pueden librar, tomando el control de su vida de una manera tal que le impide realizar sus actividades diarias. 

Muchas personas lo sufren en silencio, afectando su vida y sus relaciones. La ansiedad encierra muchas cosas que solo la persona que lo padece lo sabe y que generalmente las demás personas no lo comprenden. 

En este artículo, te enseñaremos los aspectos que más se desconocen de las personas que sufren de ansiedad .

1. Las personas con ansiedad no están locas

La mayoría de las veces se cree que las personas con ansiedad son locas, ya que pueden comportarse de forma negativa con los demás y a veces, sus actos te puedes resultar incomprensibles. Debido a esto no saben a quién acudir y ciertamente las personas con ansiedad no saben por qué lo sufren.

Es por eso, que una persona con ansiedad necesita compasión, alguien que pueda escuchar sin juzgar, ni reprochar y mucho menos criticar. Sola basta con hacerles saber que estamos a su lado incondicionalmente, aun si no entendamos lo que sufre y vive. Esto puede hacer la diferencia y le ayudará enormemente en su tratamiento. 

2. Se sienten atrapados por la ansiedad y no pueden escapar

Las personas no han elegido sufrir de ansiedad, esto solo surge por una serie de factores que lo acosan y lo acorralan sintiéndose en este estado que no puede escapar como si fuera un laberinto sin salida. Nada los libera, no saben cómo hacerlo y por mucho que lo intente, vuelve a experimentarlo. 

La solución está en buscar la ayuda adecuada para poder enfrentar aquello que ocasiona la ansiedad y así lograr manejarla. 

3. Incluso las tareas más simples puede lograr desesperarla

Cuando la ansiedad es patológica nos roba energía y en ocasiones las cosas más sencillas pueden desbordar a la persona, ya que no saben por dónde empezar o simplemente se paralizan por creer que las cosas saldrán mal. 

La mejor opción en este caso es no presionar, ni decir “relájate” o “cálmate” ni intentar minimizar el problema, sino darle el apoyo adecuado para que lo pueda superar. 

4. No pueden explicar lo que sienten a causa de la ansiedad 

La persona que vive con ansiedad le resulta difícil expresar en palabras lo que siente. Sin embargo, esto no significa que sus preocupaciones y sentimientos sean menos reales. De hecho, la tendencia a minimizar su estado causa más daño que bien. La persona con ansiosa no necesita a alguien que le diga que lo que siente no es real, sino a alguien que le apoye y escuche.

5. La crisis de ansiedad se puede presentar de manera inesperada

Las personas con ansiedad suelen sufrir de ataques de pánico, pueden sentir que su corazón se desboca, les resulta difícil respirar y su mayor temor es morir. Son síntomas intensos que logran atrapar a la persona que lo padece, desconectandolo de la realidad, aun sabiendo que todo está en su mente y que es irreal, esto no es suficiente para detener el ataque.  

En estos casos, es importante comprender a la persona y hacer que su atención se centre en otra realidad que no sea el miedo, que practique su respiración y hacerle ver que nada malo le ocurrirá.

6. Se preocupan por las cosas más insignificantes, pero no pueden evitarlo 

Las personas con ansiedad se pueden preocupar por el más mínimo detalle a pesar de que para la mayoría son insignificantes. Esto tiende a ocurrir por que se adelantan a los acontecimientos y prevén siempre lo peor que puede pasar. A pesar de ser conscientes de ello no pueden evitarlo. Por eso, lo mejor que podemos hacer es ayudarles a dar el primer paso, sin recriminaciones.

7. Sus miedos son reales y pueden ser extremos

Los miedos que sienten las personas ansiosas nos pueden parecer poco creíbles, pero el no compartir estas mismas preocupaciones no quiere decir que estos no sean reales para la persona que lo padece. Estos miedos son reales en su mente y no pueden controlarlos. 

Si pensamos que no podemos controlar una situación o que no saldremos airosos de ella, eso se convertirá en una profecía que se autocumple. Lo más importante es enfrentarlo con ayuda especializada y aprender de la ansiedad para así saberla manejar y que no sea esta la que nos controle.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén