Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Uncategorized

“Una cuenta bancaria especial”, La importancia de no desperdiciar nuestro tiempo

Imagine que tiene una cuenta bancaria en la que se depositan automáticamente $86,400 cada mañana. La cuenta no transfiere saldo de un día a otro, no le permite tener saldo en efectivo y todas las noches cancela cualquier parte del monto que no hayas utilizado durante el día. ¿Qué harías? ¿Sacarías todo el dinero cada día?

Todos tenemos tal banco. Su nombre es tiempo. Cada mañana, te acredita con 86.400 segundos. Cada noche se cancela y el tiempo que no hayas utilizado sabiamente, es perdido. No puedes llevar saldo de un día para otro. No se permite sobregiros.

Cada día la cuenta comienza de nuevo para ti. Cada noche, se destruye los registros del día. Si no utiliza los depósitos del día, la pérdida es suya y no puedes apelar para recuperar el dinero.

No hay vuelta atrás. No puedes tomar un préstamo a su debido tiempo o en contra de alguien más. La administración del tiempo es tuya para decidir cómo pasar el tiempo, al igual que con el dinero, tú decides cómo lo gastas.

Nunca se da el caso de que no tengamos el tiempo suficiente para hacer las cosas, más bien si queremos hacer tales cosas, ponemos esas cosas como prioridades. Ahí está la diferencia.

Enseñanza de “Una cuenta bancaria especial”

En esta breve parábola hacen la analogía del tiempo con una cuenta bancaria que a veces podemos olvidar que tenemos y que debemos manejar sabiamente. Todos en lo absoluto tenemos tal tiempo pero a veces no sabemos aprovecharlo y no hay un mañana donde podamos recuperarlo. Nunca hay suficiente tiempo o demasiado tiempo.

Si perdemos dinero lo podemos trabajar nuevamente, si nos enfermamos con el cuidado o con medicina podemos recuperar nuestra salud, pero la pérdida de tiempo jamás se puede recuperar.

El tiempo no se detiene y pasa rápido, si no estás atento puede pasar en frente de tus narices. El tiempo es limitado, si lo malgastas u otros lo gastan por ti lo perderás. La mejor forma de aprovecharla es que vivas y disfrutes de tu propia vida, todo lo demás es secundario. Está en tus manos saber valorarlo y no desperdiciarlo. Pregúntate ¿Qué haces con tu tiempo?

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén